Ideas y pensamientos

La vida al revés

Tal vez cuando leas esta frase “La vida al revés” te pase como a mi y lo primero que se te venga a la cabeza sea el estribillo de una canción de Fran Perea, pero últimamente esta frase define a la perfección a mi país y a algún otro también.

Las cosas han llegado a un extremo en el que ya no sólo vale reírse de lo estrambótica de la situación o preguntarse en manos de quién estamos. Creo sinceramente que debemos actuar, no podemos dejar que personas a las que no le importamos, que lo único que buscan es llenar sus bolsillos y cuentas corrientes, tomen las decisiones que marcan y dirigen el rumbo de nuestro futuro y presente.
¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI los inocentes sigan pagando el precio de lo que otros sin escrúpulos provocan y de lo cual quedan impunes? 
Hay tres claros hechos actuales que ejemplifican esta situación. La primera es la absolución de Camps por el caso Gürtel. Tras muchas pruebas y conversaciones telefónicas que dejan clara su culpabilididad, este señor es absuelto y no paga por lo que ha robado. Otro es el caso de Iñaki Urdangarin, duque de Palma, el cual no será investigado por el desvío de fondos a través del Instituto Nóos. Por último y mucho más grave es el caso de Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo que ha sido condenado a tan solo 20 años de cárcel que, conociendo la justicia de este país, se quedarán en 7 u 8 a lo sumo. 
En el caso contrario nos encontramos con la condena de inhabilitación del juez Baltasar Garzón. Uno de los pocos buenos que nos quedaban ha sido condenado por hacer justicia. 
La primera pregunta que se me viene a la cabeza después de conocer todo esto es: ¿Por qué? No cabe en mi cabeza que cuando todos estamos de acuerdo en que estas situaciones son ridículas y totalmente extrañas, nada cambie. Tal vez, señores jueces y políticos, ustedes estén equivocados y el resto del mundo tengamos razón. A lo mejor sería bueno escuchar al pueblo y hacerlo antes de que todos nos hagamos oír a la fuerza y por las malas.
Mención aparte y demasiado extensa tendría la reforma laboral, pero esa opinión me la guardo para mí y alguna conversación informal.
PD: No soy partidaria de escribir aquí sobre política o temas similares pero necesitaba hacerlo por esta vez porque a veces tengo la sensación de vivir en un mundo paralelo a la realidad pero dado la vuelta.
Anuncios

Un comentario sobre “La vida al revés

  1. "A lo mejor sería bueno escuchar al pueblo y hacerlo antes de que todos nos hagamos oír a la fuerza y por las malas" eso sería lo bueno para nosotros y lo peligroso para ellos, por eso el mundo sigue "al revés" pero esta perfectamente estructurado en dos clases: los poderosos y la opinión pública. Mientras puedan mantener a la segunda más o menos tranquila con alguna revuelta espontánea para saciar su necesidad de protesta ante lo injusto, van a seguir haciendo que lo injusto para unos sea justo para ellos, haciendo de las suyas si pueden manipulando la información que les llega a los ciudadanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s