El rincón de la televisión

Hasta siempre Pretty Little Liars

¡Hola amigos!

La semana pasada acabó una de mis series favoritas. Pretty Little Liars o Pequeñas mentirosas en español ha sido durante más de 5 años mi “guilty pleasure”. Esa serie que te desespera cada semana, pero que no puedes dejar de ver. Aquella de la que no esperas nada y aun así te sigue decepcionando.

Horas y horas teorizando, pensando, atando cabos, buscando pistas… Ninguna serie había conseguido que le dedicara tanto tiempo de mi vida a algo que no fuera simplemente verla. Después de tantos misterios y dramas yo ya me sentía una más del grupo de Ali, otra habitante más de Rosewood a la espera de ese mensaje de -A que empezara el juego.

Como todo en esta vida, la serie que me ha enseñado que se puede huir de un acosador mientras corres con tacones y vestidos imposibles por el bosque, ha tenido un final. Y, contra todo pronóstico, me ha gustado. Conociendo el trabajo de los guionistas, no es que mis expectativas fueran muy altas, quizás por eso no me he llevado la esperada decepción.

*A partir de aquí puede haber spoilers del final o de cualquier momento de la serie, así que yo no seguiría leyendo a menos que ya la hayas visto o te rindieras allá por la temporada 2 y quieras saber cómo termina.

Todos sabíamos que había dos opciones: final inesperado con mucho drama que nos hiciera sufrir siendo AD alguien conocido, ó final feliz con personaje sacado de la manga como AD y con una trama cogida con pinzas. Muchos queríamos sufrir, ése hubiera sido un final más impactante y probablemente mejor, pero Marlene King y su equipo tenían otros planes.

Se decantaron por la segunda opción, pero han conseguido hacerlo medianamente bien y evitar la más que posible III Guerra Mundial en twitter. Me imagino la reunión del equipo de guionistas como algo parecido a esto:

Marlene: Bueno pues esto se nos ha ido de las manos hace mucho, ¿cómo le damos un final decente sin que nos maten?

Guionista 1: Que AD sea una de las chicas.

Marlene: Nadie está tan loco como para torturarse a sí mismo.

Guionista 2: Podríamos volver a Mona o meter a Melissa.

Marlene: No, pero me gusta la idea así que vamos a meter máscaras y que parezcan AD sin motivo.

Guionista 3: ¿Jugamos la carta de la gemela de Alison? Podría ser Bethany Young y así cerramos otra trama…

Marlene: Cerrar tramas jajajajaja ¡DESPEDIDO!

*Guionista 3 sale de la sala*

Marlene: Vamos a jugar la carta de la gemela con Spencer, que no parezca que nos hemos sacado a Mary Drake de la manga.

Así que después de un capítulo repleto de guiños a los mejores momentos de la serie y de las parejas (esa escena Spoby jugando al mítico scrabble con la que casi muero del shippeo), más escenas de cama de las que hemos tenido en 7 temporadas, escenas sin sentido que nadie entendió y ese final de intro con todas haciendo el sshhh, nos dieron la revelación de AD. Ese momento espejo-gemela con Troian brillando más que todas las estrellas del firmamento juntas no tiene precio. El acento y la intervención de Wren fueron ya la guinda del pastel. E S P E C T A C U L A R.

Evidentemente no todo fue bueno. Estas fueron las 5 cosas que menos me gustaron del final:

  1. Cabos sueltos y preguntas sin resolver. No es que esperara 2 horas de responder preguntas, pero no hubiera estado de más que me dijeran a qué vino la trama de Bethany Young o Sara Harvey.
  2. Trama cogida con pinzas. Que el tema de la gemela lo salvó la actuación de Troian es un hecho contrastado porque la historia y los motivos de Alex para torturar a gente que no conoce de nada no es que fueran muy reales…
  3. No ha habido unión de todos los -A a lo largo de la serie. Todos queríamos un Master -A que hubiera estado ahí desde el principio o por lo menos un Equipo A en el que todos se hubieran apoyado. Lo que nos han dado es 3 -A distintos que han ido robándose el juego entre ellos.
  4. La obsesión por los hijos. Mira, si yo me hubiera tirado tantos años siendo acosada por una loca tras otra y con más drama en mi vida que en todas las novelas de Televisa juntas, lo último en lo que estaría pensando es en tener hijos. No me ha parecido realista que, de repente, todas menos Spencer se obsesionaran con eso.
  5. La forma en la que llegan a la conclusión de que Spencer tiene una gemela. Si me hubieran vendido esta historia toda la temporada no hubiera tenido problema en creerla, pero con lo lentitas que son las “liars” no compro que descubrieran todo tan pronto.

BONUS: El primer vestido de novia de Aria. Gracias Alex Drake por evitar que Aria se casara con esa cosa espantosa puesta.

Quitando estas cositas la verdad es que estoy bastante satisfecha con el final. No han explicado como salieron las madres del sótano, pero lo han mencionado y nos han regalado otra escena de ellas borrachas. Mi pareja favorita (Spoby) no ha sido endgame oficial, pero tiene sentido por todo el tema con Alex. Y si olvidamos la escena final con el grupito de Addison es incluso mejor todo.

Mención aparte merece Mona y su victoria. Porque si algo queda claro con el final es que Mona ha ganado el juego y nada podría hacerme más feliz.

Mona
Mona won bitches

Gracias por esos ratos de drama, persecuciones, locuras, mensajes, juegos terroríficos, policías ineptos, mentiras, secretos y AMISTAD. Porque si algo va a hacer destacar a esta serie para siempre es que nada ha roto nunca la amistad de Alison, Spencer, Aria, Hanna y Emily.

¡Hasta siempre Pretty Little Liars!

tumblr_osdcmoNxBj1v42h4uo10_400

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s